Arie Salud
ARIE - Programa de Extrema Pobreza


Para las familias de sectores de la población mas desprotegidos la institución ha creado este programa que permite que los niños reciban atención en todas las especialidades disponibles.

El programa se sustenta en la Rifa de la Solidaridad que anualmente realiza el equipo de trabajo de ARIE además de las donaciones conseguidas por el cuerpo de voluntarias de la institución .

Si deseas ser parte de este programa haz click aquí

Ver Testimonio

Maricarmen, la madre de Mateo, esperó con mucha ilusión el nacimiento de su niño, acudió a sus controles y dio a luz justamente a los 9 meses, agradeciendo a Dios la vida que recibía a través del niño.

Todo iba normal, hasta que a los 2 meses lo llevó a recibir la aplicación de la vacuna triple y empezó a convulsionar. Quedó internado en el Instituto Salud del Niño, en donde le dijeron que no se preocupara, que era algo leve; hasta que a los 15 días del primer episodio sufrió otra crisis convulsiva, aun más fuerte. Le iniciaron entonces la administración de fenobarbital, pero Mateo seguía convulsionando.

Luego de otras interconsultas de Neurología, finalmente llega a una especialista que le diagnostica Síndrome de West, esta es una condición en la que las convulsiones son difíciles de controlar y comprometen mucho el desarrollo del niño. La especialista le recomendó ir a ARIE, en donde fue evaluado por el Dr. Hugo Dias, y a continuación Mateo inició su proceso rehabilitación a los 4 meses de edad.

Ahora Mateo tiene 9 años. Se observa el esfuerzo de la madre para traer personalmente al niño a las terapias y recibir directamente las orientaciones al terminar cada una de las terapias, lo retorna a casa y luego apresuradamente tiene que ir a trabajar, ya que la madre es quien sostiene el hogar.

Actualmente se siente muy gratificada con los avances de Mateo. Maricarmen siente que Mateo es su razón de vida, es su mundo, siente que le da bendiciones, que es un ángel que la acompaña con su presencia real en este mundo y que Dios le envió por alguna razón, por lo que le da gracias por su existencia.

El Programa Social Extrema Pobreza ha venido apoyando a Maricarmen en el proceso de rehabilitación, ella tiene plena confianza en sus terapeutas y en ARIE. Ya han pasado 9 años y ella tiene fe en que Mateo seguirá progresando y dándole más alegrías.